Social Icons

facebook google plus Mail

World Professional Jiu Jitsu Trials: un día histórico para el Pope Team


La alegría de tu hermano, también va a ser tu alegría.  Pero sus lágrimas, también van a mojar tus mejillas….  Esta premisa fue la que siempre identificó a esta academia.

Los buenos momentos, los históricos, sin importar el protagonista, siempre fueron vividos como propios.  Y las derrotas, las lesiones, las tristezas, fueron sufridas en carne propia por cada uno de nosotros.

En la historia de esta academia hubo muchos momentos increíbles.  Hubo momentos que marcaron un antes y un después en nuestro camino, como cuando Pope salió campeón en el Open Río.  Y también, hubo momentos épicos, llenos de magia, como los que vivimos este pasado sábado en los World Professional Jiu Jitsu Trials.  Decididamente, lo que vivimos ese día, transformó a este “bebé” llamado Pope Team 360 en un adolescente con un gran futuro por delante.

Seguramente, la adrenalina que nos corrió en esos momentos, hizo que muchos detalles queden perdidos en la historia, pero vamos a tratar de dar el relato más fiel posible de todo lo que pasó.

A grandes rasgos, hubo 6 blancos y 9 azules, de los cuales, 3 blancos y 5 azules pasaron al absoluto, haciendo podio en sus respectivas categorías.

En blancos, compitieron Nico, Justin, Lombriz, Rafa, el Mono y Pequeño Juan.  En azules fueron Gonza, Kevin, el Panadero, Checho, el Pollo, el Colo, Depa, Jack y Jony.

Hubo algunos chicos que a pesar de haberles ido bien en algunas luchas, no lograron podio.  Nico ganó dos luchas buenísimas, y quedó en la tercera.  Rafa, con apenas unos meses de entrenamiento, entró a competir y ganó una lucha épica en los últimos segundos.  Pequeño Juan, con NADA de entrenamiento, entró para ayudar a sus compañeros. Iba ganando con un lindo takwdown, pero se la pudieron revertir.   El mono, hizo grandes luchas pero no alcanzaron para el podio en el absoluto, pero sí en la categoría. Perdió con quien resultara campeón del absoluto.

En el absoluto, Justin y Lombríz, con apenas un año de entrenamiento, hicieron podio.  Tuvieron luchas durísimas y todas con rivales de entre 15 y 30 kilos más pesados.  Dejaron mucho jiu jitsu en el tatame, y alcanzó para dos podios.  Actuaciones increíbles, por cierto.  Nos vamos a quedar con una frase que nos dijeron sobre ellos:  “tienen un jiujitsu zarpado estos pendejos”.

En cuanto a los azules, Gonza perdió por puntos, aunque era uno de los grandes candidatos al podio en el absoluto (el año pasado quedó tercero).  Depa, otro de los grandes candidatos a hacer podio, perdió con uno de los chicos más duros de Revolution.  A checho no le alcanzó para la victoria pero hizo un gran lucha.  Y Jony fue descalificado...

El panadero, el pollo, kevin, jack y el colo hicieron podios en sus respectivas categorías, con lo cual se aseguraron el pase al absoluto. 

El colo se lastimó las costillas en su primera lucha, y el pollo, habiéndose operado de la rodilla hace poco más de 2 semanas y con estado gripal, luchó en el absoluto con quien fuera campeón en la edición pasada del Trials, un chico mucho más pesado y con mucha más fuerza… sin embargo, lucas terminó encajando una omoplata pero el tiempo terminó y los puntos favorecieron al rival. 

Otro de los momentos épicos fue la lucha de Jack con Emiliano Sordi, quien resultó finalmente ser el campeón del absoluto.     Jack, con apenas 17 años, 64kg y un jiu jitsu más refinado que el azucar Ledesma, se enfrentó a un rival que ostenta uno de los mejores perfiles del MMA argentino, y con unos respetables 1,90mts, más de 100kg y unos caños tamaño familiar.   Puede ser que Jack haya tenido “la lucha de su vida”, pero lo más destacable fue la alegría que tuvo el pendejo cuando se escuchó por los parlantes que se venía su lucha!  Momento que jamás nos vamos a olvidar en nuestras vidas.

Lo del Panadero Walter, con 68kg y menos de 1,70 mts, también fue épico.  Uno a uno se fue cargando rivales muchísimo más pesados, uno medio pesado, otro pesado y luchador de MMA, hasta que se chocó con Sordi y terminó en el tercer puesto.   Muy pero muy destacable lo del Panadero!

 La frutilla del postre, fue la actuación de Kevin.   También de 68kg. Le tocaron rivales durísimos en el absoluto, pero con un hermoso y tranquilo pero contundente jiu jitsu, los fue superando de a uno.  La final la tuvo con Emiliano Sordi…  Hizo una lucha hermosa, de esas que nos van a quedar por siempre grabadas en la mente.  Pero, en fin, luchó con un rival muchísimo más pesado , más grande y con una fuerza extraterrestre…. Con lo cual, todo se hizo cuesta arriba.
A pesar de la mala suerte de las llaves, a pesar de no haber logrado los primeros puestos, tenemos que admitir que nunca entrenamos pensando que llegaría este día.  Siempre hicimos lo que nos hizo felíz:  entrenar Jiu Jitsu en nuestra academia, con nuestros hermanos.  Siguiendo el camino que Pope nos marcó, el camino que nos hace felices y, como decimos siempre, el que hicimos con la certeza de saber que es el camino CORRECTO.

Desde este humilde lugar, felicitamos a todos los competidores de las academias y profesores que participaron de este evento, y ayudaron a que fuera un éxito total.

El pollo, aguantando los trapos en el absoluto

Lombriz y Justin haciendo podio en el absoluto


Jack y su lucha épica contra Sordi

Kevin y Walter haciendo podio en el absoluto


Como corolario del relato de un evento inolvidable, nos vamos a despedir con una frase de nuestro querido profe Pope, que resume todo lo que este equipo es y siempre quiso ser, la familia que siempre quisimos y de la cual hoy tenemos el orgullo de ser parte: 
“Si tuviera que soñar armar un equipo,
jamás podría imaginar tanto”.
Pope Amarante



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Nota de Responsabilidad

En este sitio web no se realizan actos de comercio. No se venden bienes o servicios. Sólo se pone a disposición información sobre bienes o servicios ofrecidos por terceros.